Capilla del Rosario

La Hermandad se encuentra establecida canónicamente en la Capilla del Rosario, situada en el solar número 14 de la calle del mismo nombre, también conocida popularmente como calle "Los Cerros".

A la hora de establecer el origen de este templo nos encontramos con dos versiones distintas. Una habla de la aparición de la Virgen María a un panadero en la calle ´´Capita´´, lo que provocó que el párroco de la villa, D. Primitivo Tarancón Gallo, erigiera este templo en un lugar cercano. La segunda versión tiene como protagonista también al párroco, el cual, en acción de gracias por haber conseguido la plaza de párroco de El Viso del Alcor, que hasta entonces había ostentado su tío D. Juan Tarancón y Tarancón, levantó el templo dedicado a la Virgen del Rosario, a la cual profesaba una gran devoción.

Lo cierto es que en 1916 se inicia el proceso de compra de la finca en la que se encuentra la Capilla, conocida popularmente como ´´la casa de los pájaros´´ debido a la cantidad de estos animales que en ella se concentraban al ser dicho lugar un granero. Es el párroco D. Primitivo Tarancón el que adquiere para el Arzobispado de Sevilla las distintas participaciones de que constaba a la familia Jiménez por un valor de 4525 pesetas


En estos terrenos se elige una parcela con fachada a la calle Rosario y se acometen las obras de construcción de la Capilla en 1920, siendo el maestro albañil D. Joaquín Jiménez Fernández, conocido popularmente como Joaquín "el Mirlo". Una vez finalizadas las obras, la Capilla fue bendecida e inaugurada el día 21 de noviembre de 1920, según aparece recogido en el acta levantado en Carmona por el Vicario Episcopal D. Miguel Muñoz y Espinosa, y en ella se estableció la Congregación del Rosario.

En 1936, debido a los desagradables acontecimientos ocurridos, el templo sufrió diversos desperfectos. Por ello, uno de los primeros acuerdos tomados por el grupo de personas fundador de la actual Hermandad, con D. Cándido Borrego a la cabeza, es la restauración de la Capilla del Rosario con objeto de abrirla al culto e instalar en ella la nueva Hermandad.


El 2 de enero de 1941 se aprobó el presupuesto presentado por D. José Roldán "maestro Patolín" - que ascendía a un total de 1300 pesetas -, para la realización de dichas obras, las cuales comenzaron el día 8 de enero, estando concluidas el mismo día 8 de febrero. Desde entonces ha sufrido diversas restauraciones que le han dejado el aspecto actual, destacando las intervenciones de 1997 en la techumbre del templo, en el año 2003, se procede restaurar el patio interior y abrir el antiguo pasillo que cruza por debajo del Altar Mayor. Por último en el año 2007 en la que se sustituyo el antiguo suelo de barro por uno de mármol blanco y también se procedió a construir una pequeña Capilla Sacramental para cobijar el Sagrario de la Capilla. En el verano de 2010, eleva el tamaño de la hornacina que cobija al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, para que en la misma pueda caber la nueva Cruz del Santísimo Cristo.