María Santísima del Rosario ataviada para el Tiempo Litúrgico de Adviento

Este último domingo del mes de noviembre comenzamos el tiempo litúrgico de Adviento, en el que nos preparamos para recordar la venida del Señor.

La Virgen del Rosario nos lo anuncia ataviada con manto celeste brocado en plata, saya bordada en oro donada por la Asociación de San Francisco Javier, fajín celeste con borlas de plata y rostrillo de encajes de bruselas en color crema donado por un hermano. Completan el conjunto corona de oro donada por una hermana, rosario de cristales y pañuelo de bolillo donado por una hermana devota. Nuestro agradecimiento desde estas líneas a todos los donantes, que con su gesto contribuyen a engrandecer el ajuar de la Santísima Virgen.